Los asesores de la comisión de Agricultura del Senado estaban analizando proyectos sobre frutas y producción orgánica, de pronto se abre la puerta de la sala y un señor mayor, con bastón, pero sin perder la sonrisa, pregunta si era la comisión de “Seguridad interior”.
La respuesta fue inmediata: No!
Pero nadie dejaba de estar en shock: el que había ingresado a esa comisión era Aldo Rico (por error).
Entre chistes y risas nerviosas, los asesores evaluaron abandonar la sala, pero luego decidieron seguir con la reunión.
UA-100749636-1