En reunión plenaria de comisiones de Legislación General y Legislación Penal, diferentes representantes de organizaciones proteccionistas pidieron por el aumento de penas para el maltrato y crueldad contra los animales. Los diputados aspiran a alcanzar un dictamen consensuado. Si la iniciativa abarca todo tipo de animales y no sólo domésticos, la actividad ganadera estaría comprometida.

Terminaron las audiencias públicas donde pasaron más de cien expositores que se refirieron a la necesidad de la reforma de la Ley de Maltrato Animal, que data de 1954, en pos de aumentar las penas.

Casi la totalidad de los representantes provienen del proteccionismo de animales domésticos, es decir, sus ponencias se refirieron al abandono y vagabundeo de perros y gatos y la propuesta de la castración masiva y los dispensarios públicos.

También señalaron la necesidad de terminar con las cuadreras, novilladas, jineteadas. La tracción a sangre fue una de las prácticas más repudiadas. Algunos expositores también cuestionaron los métodos de feedlot y la alimentación forzada de cerdos y aves, el traslado de animales, el hacinamiento y la utilización de antibióticos sin fines terapéuticos.

Daniel Lipovetzky (PRO-CABA), titular de la Comisión de Legislación General y encargado de organizar y llevar adelante las jornadas por maltrato animal, realizó un resumen de los principales puntos que se consideraron:

  • Aumento de penas
  • La diferenciación entre maltrato y crueldad
  • La importancia de la castración
  • Penas por tracción a sangre
  • La gratuidad del proceso judicial
  • La capacitación de los funcionarios
  • Alcanzar un tipo penal más amplio
  • Mantener la legislación penal
  • El rol del ejercicio de los veterinarios
  • El rol de las políticas locales
  • Pirotecnia
  • Reconocer a los animales como seres sintientes

Hacia el final de la jornada, Lipovetzky se comprometió a “sacar la mejor ley posible con la diversidad de observaciones que tenemos” y reconoció tener “la responsabilidad y un desafío enorme de lograr un dictamen de consenso y de protección a los animales”.

La amplitud de proyectos, que, además provienen de todos los bloques, exige un debate amplio para alcanzar los consensos. Actualmente existen una veintena de proyectos que penan el maltrato animal, con sus particularidades: algunos apuntan exclusivamente a los animales domésticos; otros son genéricos y apuntan a los animales de todas las especies; otros sólo refieren a la tracción a sangre; otros a exclusivamente modificar las penas; y otros, a ampliar la tipificación de delitos.

Pero en particular, la ganadería podría verse afectada en una serie de iniciativas que proponen: reemplazar la identificación de los animales por medio de las marcas, señales y  caravanas, considerar actos de violencia alimentar en cantidad y calidad insuficiente, penalizar las corridas de toros, novilladas y parodias en que se mate, hiera u hostilice a los animales.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
UA-100749636-1 UA-140329542-1