Aunque la invitación había sido extendida a todos los candidatos, fue la anunciada presencia del jefe de gabinete la que había generado controversias entre los productores. CARBAP se mantuvo en el camino del diálogo. Sin embargo, no hubo posibilidades de hablar: una vez empezada la jornada, los asistentes se iban enterando de que el polémico funcionario no se haría presente.

“Por cuestiones de agenda me veo imposibilitado de participar del evento organizado por vuestra entidad en el día de la fecha” se excusó en el comunicado enviado a la gremial. En el mismo manifestó que, de ser electo Gobernador de la provincia, convertirá al “sector agropecuario, agroindustrial, agroalimentario, forestal y pesquero en uno de los principales ejes de desarrollo de la Provincia de Buenos Aires”, y declaróindispensable “un diálogo constante, fluido y sincero entre el sector público y los chacareros”

Sin embargo, no hubo posibilidades de hablar. Horacio Salaverri remarcó que si la entidad pide diálogo, tiene que dar diálogo y se refirió a la ausencia del funcionario como una “desatención”.  “Nosotros hicimos lo que teníamos que hacer, que es invitar a todos” dijo el presidente de CARBAP. Fernández declaró hoy a la mañana que él había pedido que lo pasen a la tarde, como no se pudo, tuvo que enviar la carta disculpándose e indicó que invitó a los miembros de Carbap a su despacho para explicar “la política que tengo para el campo y que es un poquito más seria que lo que lo que escuché hasta este momento” y “con agenda libre para que pregunten lo que quieran”. Sin embargo, ante una pregunta hecha en la reunión, Salaverri dijo que Fernández no había propuesto enviar un reemplazante y no hizo mención a ningún pedido de cambio de horario.

Pitrola, candidato del Frente de Izquierda de los Trabajadores, tampoco estuvo presente, pero  aviso unos días antes que no podría.

Salaverri abrió la jornada exponiendo los puntos de la agenda de la gremial, que incluye la reconversión de los caminos rurales, obras hídricas, baja en la presión tributaria, una nueva ley de emergencia agropecuaria, mayor conectividad, entre otras.

El Senador Jaime Linares (GEN), habló de los problemas del campo en forma general y aportó una idea interesante: caminos rurales asfaltados, de una sola trocha, para sacar la producción.

María Eugenia Vidal, acompañada de asesores económicos y de agro del PRO,  insistió en la necesidad de invertir en infraestructura sobre la ruta del cereal y realizar 2500 km nuevos de rutas seguras, además de desarrollar la infraestructura hídrica en la cuenca del Luján y la reactivación de las obras sobre el río Salado, financiado a través de un Fondo de Financiamiento de 13 mil millones de pesos, como Fondo de inversión. En este punto remarcó la necesidad de devolver a la provincia los fondos de coparticipación que les corresponden.

En capacitación y empleo, insistió en trabajar en escuelas agro técnicas y “vincular el primer empleo joven, disminuyendo cargos patronales en los primeros 60 días”. Vidal destacó la necesidad de priorizar la Infraestructura ferroviaria de carga  y remarcó la seguridad rural como tarea independiente a la policía bonaerense.  Al referirse a la Ley nro. 13.647 sobre el Plan de Desarrollo del Sudoeste Bonaerense, sostuvo que  “las asociaciones rurales tienen la obligación de hacerla cumplir”.En cuanto a las retenciones expresó que, excepto las de la soja, “hay que eliminarlas”.Habló de promover las frutas y hortalizas, citando que Chile exporta el 60% de su producción.

Felipe Solá asistió con su compañero de fórmula, Daniel Arroyo, Raúl Rivara, el diputado Gilberto Alegre y miembros de su equipo de agro, Mariano Bosch y Mario Lanari.

Solá baso su exposición en una comparación entre su gestión como gobernador y la gestión de Scioli, repasando indicadores varios para demostrar su paso por la provincia no tuvo las fallas del actual gobernador. Afirmó que impulsarán un Plan Integral Agropecuario y Agroindustrial con el que promoverán al maíz y  eliminarán de las retenciones a los cereales de invierno, además de suprimir los ROES y apoyar al sector tambero con subsidios. Por otro lado, afirmo que, de ser gobernador, utilizará el Fondo Hídrico “como se debe para hacer las obras abandonadas por la actual Administración Provincial, tanto en la cuenca del Río Luján como en el del Salado. Vamos a mejorar las rutas provinciales y los caminos rurales, con el buen uso del impuesto inmobiliario rural”.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
UA-100749636-1