En una sesión que duró más de nueve horas, el Senado de la Nación trató y aprobó una batería de proyectos. Entre ellos  la declaración de emergencia citrícola, la ratificación del acuerdo Escazú, la ampliación de la moratoria fiscal, y la ampliación presupuestaria. Por otro lado, se postergó el tratamiento del Decreto de Necesidad y Urgencia que anula la intervención estatal de la cerealera Vicentín.

En la última ampliación del protocolo para sesionar de forma remota, se modificó la extensión de las sesiones con la posibilidad de ampliar el rango horario de 6 a 8 horas. Así fue como se desarrolló esta nueva sesión especial que duro más de 9 horas y tuvo fuertes cruces entre oficialismo y oposición.

Emergencia citrícola: aprobada por unanimidad

A pedido del senador Maurice Closs (Frente Renovador de la Concordia-Misiones), legisladores del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio apoyaron la iniciativa que extiende el plazo, vencido en mayo pasado, por un año. La iniciativa fue avalada sobre tablas -sin ser considerado en el temario de la sesión-, ya que había recibido dictamen favorable el último lunes en la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

Durante el debate, la senadora Elías de Perez (UCR-Tucumán),dijo que la prórroga de la Ley de Emergencia Citrícola es “absolutamente necesaria para el sector”, y solicitó se incluya a Tucumán-, La senadora argumentó la incorporación de la provincia señalando el aumento de las retenciones de un 5% a un 12%; el desafío logístico; la eliminación de los reintegros y el “golpe enorme” al precio internacional producto por la pandemia del coronavirus de la producción de limones.

En igual sentido, Beatriz Mirkin (FDT-Tucumán) se refirió a Tucumán como el “mayor paño mundial del limón” que debía ser incorporado en la ley ya que no es una cuestión de sanidad, sino de una emergencia vinculada a la pandemia y a la posibilidad de exportar-

Por su parte, Esteban Bullrich (PRO-Buenos Aires), autor del proyecto que proponía la inclusión de Buenos Aires a la emergencia, junto con su par Gladys González (PRO-Buenos Aires), señaló que “esta ley es una muestra de la vocación que tenemos de ofrecer las mejores soluciones a los problemas que los argentinos estamos enfrentando”, explicó.

Dalmacio Mera (FDT-Catamarca) también solicitó la incorporación de su provincia en la ley y propuso que en vez incluir regiones o provincias que son productoras, “nos ocupemos de aquellos que son sujetos productores”.

Finalmente, por unanimidad, quedó aprobada por un año la prórroga de la ley de emergencia citrícola que incluye a las provincias de Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Jujuy Salta, e incorporó al listado a Buenos Aires, Tucumán y Catamarca.

Decreto 636: derogación del DNU que propone la intervención de Vicentin

Por disposición de la presidencia, se pospuso el tratamiento del DNU que anula la intervención de Vicentín a raíz de la inesperada muerte del CEO de la empresa, Sergio Nardelli.

El DNU, que el oficialismo se aprestaba a convalidar, cuenta con dictamen de validez de la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo, donde Juntos por el Cambio firmó un dictamen de minoría.

La propuesta justificaba la derogación en base a la “constante actitud obstruccionista por parte de la empresa y la justicia federal”. Alberto Fernández, dijo que ahora la «obligación» del Estado es que se «investiguen las maniobras que provocaron el estado de falencia en el que la empresa ha caído».

Ratificación del Acuerdo Escazú

El acuerdo obtuvo media sanción por parte de los senadores y fue girado a la Cámara de Diputados para su sanción definitiva. 

Jorge Taiana (FDT-Buenos Aires), presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto, fue el primer orador. Destacó que es el único acuerdo regional que existe sobre el tema ambiental y que tuvo, en la negociación entre los Estados, una participación activa (con voz, pero sin voto) de la sociedad civil y que es una “deuda que tiene la sociedad con el medio ambiente desde hace muchos”

“El mejor modo de tratar las cuestiones ambientales es con la participación de todos los ciudadanos interesados“, afirmó.

Después expuso Gladys González (PRO-Buenos Aires), titular de la Comisión de Ambiente, quien dijo que la causa primera de la “tremenda crisis” que está azotando al mundo es la forma en la que se produce y se consume: “las pandemias tienen su origen en la destrucción del ambiente”, argumentó.

También se refirió a la agenda ambiental de su comisión, y destacó la agroecología, alimentación saludable, actividad productiva con empleo inclusivo, movilidad sostenible, energías renovables, construcción de viviendas sociales sustentables, cuidado de ecosistemas y biodiversidad, una ley de humedales, entre otros.

Por último, sobre el acuerdo dijo que, al ratificarlo,“van a tener la obligación de darle participación a la ciudadanía” en el acceso a la información de manera transparente y el acceso a la Justicia.

Después Mario Fiad (UCR-Jujuy), vocal de la Comisión de Ambiente y presidente de la Comisión de salud, dijo que muchas de las emergencias en materia ambiental, incluso la pandemia por el coronavirus, se podrían haber gestionado “mucho mejor y más rápidamente” si se hubiese contado con el acuerdo de Escazú y la garantía de los llamados “derechos de acceso” – a la información, a la participación pública y la justicia, en materia ambiental-.

Daniel Lovera (FDT-La Pampa) clasificó al acuerdo como “una enorme herramienta para la persecución de soluciones centradas en la ciudadanía y fundamentadas en la naturaleza” e hizo énfasis en la importancia de Escazú para la inclusión de las poblaciones afectadas en aquellas acciones que tengan un impacto ambiental.

También hizo un llamado a cancillería para que se comunique con “países hermanos que aun no hayan ratificado el acuerdo” ya que Argentina es el decimo país en ratificarlo y aun resta una firma para su entrada en vigor.

Por su parte, Lucila Crexell (MPN-Neuquén) también se refirió a la importancia de la participación de todos los ciudadanos interesados, en el nivel que corresponda, para el mejor -y más adecuado- tratamiento de las cuestiones ambientales.

Por último, Dalmacio Mera (FDT-Catamarca) dijo que el acuerdo tiene una finalidad sumamente “noble” cuya atención es urgente e impostergable. Además, subrayó su espíritu marcadamente democrático.

Finalmente, por unanimidad, el Senado argentino dio media sanción al proyecto de ratificación del Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe, más conocido como «Acuerdo de Escazú».

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
UA-100749636-1 UA-140329542-1