En Diputados y en Senado, referentes del gobierno y aseguradoras señalaron los avances en los que se está trabajando para implementar un seguro multirriesgo y valoraron la participación público privada, a través de la Mesa de Competitividad. El Banco Mundial aprobó un préstamo de 150 millones para la gestión del riesgo. La importancia de obras nacionales y provinciales.

La primera noticia llegó desde el Banco Mundial, que anunció un crédito para la Gestión Integral de Riesgos para el Sector Agropecuario Argentino de 149,5 millones de dólares, a desembolsar en 6 años, con el fin de desarrollar información agro meteorológica; realizar obras de mitigación y fortalecer el sistema de emergencia vigente.

Por su parte, Hugo Rossi, Subsecretario de coordinación política del Ministerio de Agroindustria, planteó los desafíos de la gestión del riesgo climático, en base a la curva de riesgos. En una primera etapa, se ubican los riesgos más frecuentes, propios del sistema productivo, que se abordan a través de las grandes obras de infraestructura que mitiguen o disminuyan esos riesgos, como el Plan del Agua o el Plan Vial.

La segunda etapa atañe a los riesgos aquellos que no tienen la misma periodicidad que los primeros y que pueden transferirse al sector privado, como los seguros y las coberturas. Actualmente este eje se está trabajando hoy a través de la Mesa de Competitividad de Seguros, que coordina el Ministerio de Agroindustria y que reúne a todos los actores del sector.

Reunidos en el mismo espacio, los referentes del sector plantearon los ejes de debate y la Mesa comenzó a trabajar: hubo reuniones con la Superintendencia de Seguros para resolver impedimentos legales que plantearon las compañías de seguros para desarrollar los seguros paramétricos; avances para alcanzar información agrometeorológica y series históricas de producción; normativa del Banco Central que modifica las normas de capitales mínimos para que los bancos puedan prestar dinero a productores con seguros.

Por último, Rossi explicó la tercera parte de la curva: los riesgos catastróficos, es decir, aquellos que ocurren con menor asiduidad, pero, cuando suceden, tienen un nivel de impacto macro y micro que pueden dejar afuera de la producción a una zona, a uno, o muchos productores. Este riesgo actualmente se aborda a través del fondo nacional de la Ley de Emergencia y el Sistema Nacional de Gestión Integral de Riesgo.

Para finalizar, Hugo Rossi se mostró auspicioso de poder contar con obras de infraestructura provinciales para reducir las transferencias de riesgos y la importancia de la adopción de las buenas prácticas agropecuarias para alcanzar primas más económicas.

 

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
UA-100749636-1