Después de casi un año y medio de mora, el gobierno publicó en el Boletín Oficial la reglamentación de la Ley 27279 de presupuestos mínimos de protección ambiental para la gestión de los envases vacíos de fitosanitarios.

La espera terminó y finalmente el campo tiene una ley para resolver qué hacer con los envases vacíos que quedan en el campo. El proceso fue largo: el anteproyecto comenzó a trabajarse en 2013, la iniciativa llegó al Congreso en 2015, se sancionó en septiembre de 2016, un mes después se promulgó en el Boletín oficial, y ayer, llegó la reglamentación.

El Decreto 134/2018, redactado en conjunto por los ministerios de Ambiente y Agroindustria, detalla cada una de las etapas del sistema de gestión de los envases vacíos –reutilización, reciclado, valorización y disposición final- y establece qué envases no podrán reutilizarse, tomando en consideración el riesgo para la salud humana.

¿Qué tienen que hacer los productores?

A partir de ahora deberán trasladar los envases vacíos de fitosanitarios al Centro de Almacenamiento Transitorio (CAT), previo haber separado aquellos que pueden ser sometidos a la reducción de residuos (envases de fitosanitarios) y los que no. “En ningún momento deberán mezclarse envases de distinto tipo”, aclara el decreto.

También deberán contar con un sitio de almacenamiento temporal de los envases vacíos -por cuenta propia del usuario- que deberá estar señalizado, ubicado en un lugar seco, cerrado, bajo techo, con protección en su superficie que impida la percolación de líquidos que pudieran derramarse, alejado de fuentes y reservorios de agua y de lugares de almacenamiento de alimentos destinados al consumo humano o animal. También aclara que aquellos productos que no hayan sido utilizados dentro del año de adquiridos, deberán ser declarados como tales en el sistema de trazabilidad.

¿Dónde y cómo funcionarán los Centro de Almacenamiento Transitorio?

La reglamentación establece que los Centro de Almacenamiento Transitorio deberán estar ubicados en zonas de fácil acceso durante todo el año, especialmente en época de campaña y a una distancia considerable de áreas o puntos sensibles como establecimientos educativos, centros de salud, centros de recreación y de los cursos de aguas superficiales y de los depósitos utilizados para el abastecimiento de agua potable. También cumplimentar los criterios de reducción de riesgos ambientales y climáticos en la zona.

A nivel infraestructura, los CAT contarán con tejidos o paredes, pisos impermeables para impedir el ingreso de agua de lluvia y que se pudieran derramar los líquidos –si no tuviera muro circundante, el piso deberá contar con una pendiente que permita su drenaje hacia una cámara aislada-. Además serán techados, construidos con materiales resistentes al fuego, con buena ventilación e iluminación.

Los CAT deberán estar destinados exclusivamente al almacenamiento de envases vacíos de fitosanitarios y contar con un espacio que permita almacenar de manera separada los dos tipos de envases.

¿Cuáles son las funciones de los registrantes y comercializadores?

Con respecto a los registrantes, es decir las empresas que producen los productos fitosanitarios, serán las encargadas de implementar el sistema de gestión y de la construcción de los Centros de Almacenamiento, donde luego procesarán todos los envases recibidos.

Mientras que los comercializadores, es decir los distribuidores, de manera individual o en asociación con terceros, deberán proponer al registrante un plan que incluya medidas que hagan más eficaz y eficiente la Gestión y garantizar la carga de datos en el Sistema Único de Trazabilidad.

La Ley tiene dos autoridades de aplicación: ¿Qué le corresponde a cada una?

Con respecto a las competencias de ambos Ministerios que son autoridad de aplicación, a Agroindustria le corresponde capacitar y concientizar a los productores, registrantes y a la industria y colaborar en el control y la fiscalización en materia de seguridad y salubridad desde que el productor entrega el envase vacío hasta que lo entrega en el CAT.

Mientras que, el Ministerio de Ambiente controlará la trazabilidad del CAT al Operador, recibirá información sobre la implementación y cumplimiento de la Ley y establecerá el proceso para garantizar el libre tránsito interjurisdiccional.

Ambas carteras deberán presentar un informe anual con los movimientos en los CAT, cobertura, los volúmenes de envases vacíos recuperados en los centros de acopios, destino del material recuperado, sanciones aplicadas, entre otros puntos.

¿Cuáles son las multas?

Se mantienen en su redacción original – apercibimiento, multa, suspensión de la actividad o clausura- pero se aclara que la multa pecuniaria de entre 300 y 10.000 sueldos básicos de la categoría inicial de la Administración Pública Nacional, corresponde al sueldo de la asignación básica del nivel escalafonario mínimo.

— — –

La Fundación Barbechando trabajó activamente en el proyecto: en el Congreso, asistiendo a lasreuniones de comisión, conversando con los legisladores y asesores y haciendo aportes a la norma.

Durante el debate, organizamos dos reuniones con todos los actores para alcanzar unconsenso general sobre los artículos más discutidos.

Por último, una vez sancionada la ley, trabajamos también con el Ministerio de Agroindustria a quienes les hicimos sugerencias para la reglamentación de la ley.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
UA-100749636-1