En su primer informe de gestión del año, el jefe de Gabinete hablo de la sequía y las inundaciones y confirmó que están trabajando en una ley de seguro agropecuario. También se refirió al crecimiento de la economía, con el agro como gran propulsor. Las economías regionales, avaladas a través de las Mesas nacionales.

Fiel a su estilo, el jefe de Gabinete comenzó su informe de gestión haciendo referencia a los números de la economía y aseguró que el año pasado creció un 2,8 por ciento y que esperan que para este año llegue al 3 por ciento, pero el campo será el que termine de confirmar es número: “deberá precisarse una vez que se conozca el alcance total del impacto de la sequía que afecta nuestra producción agropecuaria”, apuntó.

Pero hubo un guiño al sector al recordar el discurso del Presidente en la Inauguración de Expoagro: “Sabemos que estamos viviendo una de las sequías más fuertes de las últimas décadas. Pese a ello, la producción agrícola también está creciendo. El campo argentino demostró que sabe enfrentar las adversidades y estamos acá para acompañarlos, como ayer dijo el presidente, Macri”.

Reconoció que la campaña pasada fue récord y que el sector ganadero “está recuperando su vitalidad”: en 2017 aumento la faena un 20 por ciento respecto del período 2013-2015. Además informó que la Mesa de carnes, que lidera el propio presidente, está generando puestos de trabajo en todo el país y produciendo una integración y un blanqueo de toda la cadena de producción, dado que todavía había un gran porcentaje de evasión impositiva y muchos problemas de trabas burocráticas.

Ya iniciada la ronda de consultas, el diputado Miguel Nanni (UCR-Salta) consultó por la ayuda a los afectados por las inundaciones en su provincia y Peña planteó dos herramientas para palear la situación: los fondos de emergencia y el seguro agropecuario.  Con respecto al primer punto, propuso “diseñar fondos de emergencia que nos permitan prever en el presupuesto nacional una partida para estas situaciones” y reconoció estar trabajando con el Ministerio de Agroindustria en la generación de seguros para la producción centralmente agropecuaria.

Pero las consultas por inundaciones también llegaron desde Entre Ríos, a través de la diputa Mayda Cresto (Justicialista). Peña aseguró que están trabajando en entregar las compensaciones a los productores a través del Fondo de Emergencia y volvió a insistir con una Ley de seguros: “reitero la importancia de que sea prioritario en este año parlamentario el avance en materia de seguros para catástrofes ambientales para los productores. Esta es la solución moderna que se ha tenido en la mayoría de los países dada la vulnerabilidad que existe en las cuestiones climáticas”. También propuso trabajar en la recuperación de tierras inundables y la canalización.

Desde la oposición, distintos diputados cuestionaron la firma de acuerdos comerciales, en desmedro de las economías regionales. Para el caso de las frutas, el diputado Claudio Doñate (FPV-PJ-Río Negro) aseguró que la exportación de peras cayó un 20 por ciento en dos años y un 30 por ciento en el caso de la manzana. Pero Peña señaló que se otorgaron más de 443 millones de pesos a productores de la zona, se ejecutó el convenio de 180 millones de pesos para la poda a través del Fondagro y se ejecutó el plan sanitario por 194 millones de pesos.

Desde San Juan, José Luis Gioja (Justicialista) recordó que diez años atrás exportábamos tomate en lata de altísima calidad a una docena de países y fustigó: “Había 300 mil hectáreas de tomate; hoy hay 2.000 y se están importando más de diez millones de kilos de tomate en lata”. El jefe de Gabinete admitió que es “claramente una preocupación” y propuso resolverlo a través de una mesa de trabajo.

Para el caso del vino, el diputado Omar Félix (Justicialista-Mendoza) cuestionó la apertura de importaciones, pero Peña aseguró que “no constituye una amenaza para la producción argentina”, ya que no ha variado el volumen de importación y una vez más volvió a apoyarse en las Mesas de competitividad. En el próximo encuentro trabajarán sobre los reintegros de las exportaciones, la promoción del vino argentino como bebida nacional, el Sello Alimentos Argentinos, el costo de producción, la reducción de los márgenes de comercialización, la formalidad laboral, el control de la lobesia, la transferencia de tecnología, la reconversión productiva en viñas y las líneas de financiamiento productivo.

Silvana Ginocchio (Justicialista-Catamarca) fue la diputada que se refirió al problema del sector olivícola y reclamó que el aceite de oliva y la aceituna de mesa continúen como productos sensibles dentro del acuerdo Mercosur-Unión Europea. Peña afirmó que la aceituna de mesa mantiene su estatus normal, pero para el caso del aceite de oliva, reconoció que la Argentina pide excluirlo, en contra de la posición de la Unión Europea. “Vamos a seguir discutiendo para sostener nuestra postura y, llegado el caso, tratar de trabajar en la recuperación de cualquier vulnerabilidad que se pueda generar, sabiendo que este no es un proceso inmediato, sino de aplicación después de muchos años”, apostó.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
UA-100749636-1