En forma conjunta, los ministerios de Agroindustria y Ambiente acordaron una resolución para la aplicación de fitosanitarios, basada en las Buenas Prácticas Agrícolas, tal como lo habían afirmado los ministros en conferencia de prensa.

La resolución 1/2018, que consta de sólo seis artículos, establece que ambos Ministerios determinarán que “las actividades de aplicación de productos fitosanitarios para la agricultura en la actividad agrícola en general, y en especial en zonas de amortiguamiento o “buffer”, deben realizarse conforme a buenas prácticas agrícolas y sujetas a sistemas de control y monitoreo adecuados”.

Además oficializa la creación de un Grupo de Trabajo, a cargo de la elaboración de las políticas públicas sobre las aplicaciones de fitosanitarios en la agricultura y la alimentación, formular recomendaciones para mejorar la adopción de las buenas prácticas y para fortalecer los sistemas de control y monitoreo de las actividades de aplicación.

Este grupo estará conformado por dos representantes del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, del Ministerio de Agroindustria, del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA). Asimismo, se invitará a un representante del Ministerio de Salud, del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, del Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA) y del Consejo Federal Agropecuario (CFA). La resolución aclara que se podrá invitar al Grupo a otros Ministerios, como así también, actores relevantes de la sociedad civil con reconocida capacidad técnica, en carácter consultivo.

En los argumentos, la resolución, que lleva la firma de los titulares de la cartera ambiental y agraria, señala que, teniendo en consideración el dominio originario de los recursos naturales corresponde a provincias, veintidós ya han dictado leyes y normativas específicas para la gestión de los productos fitosanitarios.

Durante la conferencia de prensa, el ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, señaló: “esta Resolución va en el sentido de seguir fortaleciendo las políticas e instituciones agropecuarias nacionales para la buena gestión de los fitosanitarios, basadas en las BPA, y que cada provincia utilice como marco referencia para reglamentaciones propias”.

Mientras que Sergio Bergman, ministro de Ambiente, indicó: “Nos basamos en un mínimo común denominador que es la validación académica, técnica y la trazabilidad sobre este tema que para nosotros debe ser incorporado de la misma manera que la ley de envases fitosanitarios en la que trabajamos desde el inicio de la gestión”.

El próximo 5 de marzo se ha convocado una reunión conjunta de los Consejos Federales de Medio Ambiente y Agropecuario para tratar esta temática.

 

UA-100749636-1