La falta de acuerdos con la oposición diluyó la sesión del miércoles 8 de mayo, que finalmente fue suspendida, y quedaron truncas las negociaciones con el justicialismo para incluir el proyecto de semillas. El oficialismo espera que haya sesión la semana próxima, cuando podría incorporarse la iniciativa al temario de labor parlamentaria.

Finalmente la sesión del miércoles 8 de mayo fue suspendida porque el oficialismo no logró alcanzar los votos suficientes para aprobar la ley de financiamiento de partidos, que ya cuenta con media sanción. El temario de la sesión incluía otros temas que tampoco lograron consenso como la Ley de góndolas, e incluso, la Ley de semillas,

Con respecto a la Ley de semillas, las elecciones generales a gobernador en Córdoba del próximo domingo condicionaron los votos de los diputados que responden al gobernador, Juan Schiaretti, que eran necesarios para lograr la media sanción de la Ley de semillas.

Pero además, las semanas posteriores (16/6), la mitad de las provincias del país (La Pampa, San Juan, Misiones, Entre Ríos, Chubut, Mendoza, Tucumán, Jujuy, Santa Fe, San Luis, Tierra del Fuego, Formosa) eligen a sus candidatos locales, lo que imposibilita la presencia de diputados en el recinto, como así también, cualquier tipo de negociación legislativa.

Chaco, Entre Ríos y La Pampa, particularmente, son las provincias que están solicitando un plazo mayor para tratar la ley: no se oponen, sólo piden “no meter más ruido” en la campaña y evitar que la Ley de semillas se transforme en un debate nacional y principal que presente detractores (políticos y sociales).

Con la suspensión de la sesión del 8 de mayo, se abrió una “ventana” más para incluir el tema: el oficialismo está negociando con la oposición una sesión para la semana próxima, para evitar postergar el tratamiento de la Ley de semillas y otros temas hasta pasado el 16 de junio.

El oficialismo reconoce que no están dadas las condiciones para llevar la ley al recinto, ya que no cuentan con los votos, y también son conscientes que, a nivel electoral, el peronismo y el Frente para la Victoria, están actuando como bloque opositor, lo cual dificulta aún más la negociación.

Este escenario podría garantizar los votos de los diputados cordobeses, aunque no son suficientes para aprobar la Ley. El apoyo del peronismo federal sigue siendo imprescindible.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
UA-100749636-1 UA-140329542-1