INFORME ELECTORAL 2023: ¿QUÉ PASÓ EN LAS PASO?

A poco más de un mes de las elecciones PASO que determinaron los cinco candidatos que competirán en octubre por el sillón de Rivadavia y la integración de las nuevas listas de diputados y senadores nacionales, te contamos cómo se proyecta la distribución de fuerzas en el Congreso de la Nación, qué legisladores llegan,quiénes abandonan sus bancas y sus vínculos con el agro.
Todos los flashes de las PASO giraron en torno al batacazo que logró Javier Milei y el tercer puesto oficialista. También se eligieron los candidatos legislativos, donde se renuevan 130 bancas de diputados -la mitad en cada una de las Provincias- y 24 de senadores -Buenos Aires, Formosa, Jujuy, La Rioja, Misiones, San Juan, San Luis y Santa Cruz-.
El próximo 22 de octubre, en la elección general, más allá de que haya o no balotaje, quedarán definidos los nuevos ingresantes al Congreso.

NUEVO CONGRESO: ESCENARIO DE TERCIOS
Diputados
De acuerdo al resultado de las PASO Juntos por el Cambio y Unión por la Patria (Ex Frente de Todos) perdieron las bancas en manos de los liberales.
El nuevo escenario proyecta a los diputados de Juntos por el Cambio con 107 bancas, transformándose así, en la primera minoría de Diputados, pero sin quórum propio y con una decena de diputados menos que hoy.
En relación con el oficialismo, el tercer puesto se hace notar en el Congreso: la alianza peronista le cedería al bloque liberal más de 20 bancas. De esta forma, Unión por la Patria obtendría 94 bancas.
Esos números muestran una ganancia de 38 bancas para los Libertarios, que sumado a los 3 legisladores que continúan en mandato, resultarían 41 para La Libertad Avanza, un saldo más que respetable para una alianza que compite electoralmente por segunda vez.
Sin embargo, si la “Libertad” lograra llegar a la Casa Rosada, para garantizar la gobernabilidad, tendrán una fuerte tarea de negociación, dado que el potencial bloque de 41 legisladores aún no representaría la mitad de las bancas de los cambiemos o los peronistas.
La emergencia de una Cámara de tres tercios daría menos margen de negociación a los bloques minoritarios o tercera vías, como ser Consenso Federal, Provincias Unidas y la Izquierda, que, sumados, ocuparían unas 15 bancas.

Senado
Respecto al Senado, el shock de federalismo que presentaron los resultados de La Libertad Avanza -ganó en 16 provincias- modificaría el escenario y, en particular, le quitaría peso político al bloque de Juntos por el Cambio y aliados que pasarían a tener 27 senadores -hoy poseen 33-.
La primera minoría seguirá en manos del peronismo, pero la gran sorpresa es que los liberales no sólo hicieron pie en el Senado, sino que se transformaría en un bloque por demás importante con 8 senadores. Los federales quedarían con 3 bancas, convirtiéndose en un bloque que podría ser clave para la sanción de leyes del futuro gobierno.
Ningúna fuerza lograría quórum propio, por lo que, al igual que en Diputados, para que la Cámara Alta logre un buen ritmo de trabajo, las negociaciones serán la llave, aunque el actual oficialismo tiene el camino un tanto más allanado.
Asimismo, podrían darse cambios en las presidencias de las comisiones, en especial en Diputados, donde Juntos por el Cambio se quedaría con el mayor número, le seguirían los referentes de Unión por la Patria, pero irrumpirán en escena los liberales con chances reales de presidir un puñado de comisiones -aunque si fueran gobierno, a su vez, tendrán garantizadas, comisiones fundamentales para la gobernabilidad como Asuntos Constitucionales; Presupuesto y Hacienda; Juicio Político-.
En Senado, también habrá nueva repartición de comisiones, sólo que el sistema de asignación es por bloques, obligando a las fuerzas a mantenerse unidas.

MÁS DE UNA VEINTENA DE CANDIDATOS VINCULADOS AL AGRO CERCA DEL CONGRESO
29 candidatos vinculados al agro superaron la prueba de las PASO, es decir, representantes que son productores agropecuarios o provienen de familia productora, ingenieros agrónomos o de carreras afines, o que han tenido una carrera política vinculada al sector -ex ministros de agricultura o producción.
Entre las proyecciones de las PASO y el resultado final, el número de ingresantes se mantuvo, pero se invirtió el origen partidario: los legisladores liberales son los que tienen mayores chances de ingreso, luego le siguen los de Juntos por el Cambio -antes encabezaban la lista-. También hay representantes en Unión por la Patria y el Bloque Federal.

ESTRATEGIA PARA EL DESARROLLO DEL AGRO – FRENTE LEGISLATIVO AGROPECUARIO
Con humo de cubiertas quemadas en el aire de las rutas argentinas, productores y referentes gremialistas del agro se unieron a la listas opositoras para las elecciones de 2009. Como resultado, el Congreso recibió un grupo de diez legisladores que se denominaría “agrodiputados”.
Durante más de una década y siete renovaciones legislativas, el número y los integrantes de este grupo fue variando. Sin embargo, nunca alcanzó la cantidad de referentes necesaria para que su posición y fuerza en la defensa del campo, logre imponerse en la agenda del Congreso.
Es bien conocido que la AgroBioIndustria es uno de los motores productivos más relevantes del país: las estadísticas muestran que el agro aporta el 26% del PBI, representa el 63% de las exportaciones argentinas – 55.515 millones de dólares- y 1/4 del empleo privado -directos e indirectos-.
A pesar de generar desarrollo a lo largo de todas las regiones del país, su influencia no se ve plasmada en la toma de decisiones legislativas. De esto surge la necesidad de materializar una estrategia de representación distinta.
El agro puede cuadruplicar sus exportaciones y generar 2 millones de empleos adicionales: es momento de mostrar y explicar al conjunto de los legisladores que las leyes y políticas públicas que sean buenas para la AgroBioIndustria resultará en el bienestar y desarrollo para el país.
Debemos resaltar la importancia del agro a los legisladores y políticos, trabajar en una agenda y visión común, medir el impacto de las leyes y delinear políticas públicas que prioricen el desarrollo federal y real de la Argentina, en definitiva, buscar el bien común. Hay un universo de más de 40% de legisladores en ambas cámaras proyectadas a partir del 10 de diciembre, que puede trabajar en esa línea de desarrollo. Este porcentaje es transversal a todos los partidos políticos y es necesario confluir esfuerzos y agenda junto a ellos. Así daremos el primer paso para impulsar la incidencia del agro en la agenda política: el Frente Legislativo Agropecuario.
De esa manera vamos a desarrollar una agenda propositiva, donde las voces aisladas se transformaran en un frente coordinado y convencido que siempre pondrá en primer lugar un país mejor. Una Argentina para los 47 millones de argentinos.

Temas de la nota

Notas Relacionadas

Compartir nota