Luego de la media sanción obtenida en el Senado, el proyecto que promueve el rotulado de alimentos y bebidas con altos contenidos de sodio, azúcares, grasas saturadas, grasas totales y calorías, ingresó a diputados para ser debatido en Comisión.

A pesar de la negociación de la oposición con el presidente de la Cámara Sergio Massa, que definió que el proyecto no fuera girado a seis comisiones para su tratamiento, sino a tres, la primera reunión informativa se realizó en conjunto con cuatro comisiones: Legislación General, Acción Social y Salud Pública, Defensa al Consumidor, del Usuario y la Competencia, e Industria, para escuchar a funcionarios del gobierno.

Jorge Neme, secretario de Estado de Relaciones Internacionales, expuso que el Mercosur tiene en su agenda la discusión sobre las normas de etiquetado frontal y la información nutricional de los alimentos. Durante su exposición pidió que el proyecto tenga en cuenta los tratados comerciales que el país ya tiene pactado para evitar problemas con las exportaciones de alimentos. “No está en juego la capacidad del gobierno argentino de resolver sobre todos los hitos, sino que si esa capacidad debilita el proyecto de integración”, dijo.

La diputada Cecilia Moreau (FDT-Buenos Aires), presidenta de la comisión de Legislación General y encargada de moderar el encuentro, remarcó en este sentido: “Cuando un país tiene que ir a defender una política, en este caso al Mercosur o frente a la OPS, no hay mejor manera que sea una ley del Congreso, porque es la única forma donde se representen todas las voces. Las leyes trascienden a los gobiernos. Me parece que le da más fortaleza.”

Marcelo Alos, secretario de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional, dependiente del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, coincidió con Neme en la necesidad de armonizar la ley con el Mercosur para evitar barreras comerciales.

“Estamos de acuerdo con este proyecto en los términos del cuidado de la salud pero este proceso debe cuidar al sector productivo. Somos un país que se caracteriza por producir alimentos y desde ese punto de vista hemos acordado cuidar al sector y dar un plazo prudencial para que puedan adaptar su proceso productivo”, señaló.

Por su parte Paula Español, secretaria de Comercio Interior aclaró que “este proyecto no es en contra de nadie y no busca demonizar nada. Es a favor de todos, para contar con la información necesaria a la hora de tomas decisiones”.

La presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, dijo en este sentido que la baja talla en los niños de 0 a 5 años indica un problema en la falta de alimentos como verduras, frutas, carnes y lácteos, y que la ley busca resaltar estos indicadores. Afirmó que los plazos propuestos por la ley permiten que la industria se adapte.

Enviado por el Ministerio de Salud de la Nación, Arnaldo Medina, secretario de Calidad en Salud, expresó que la Argentina ha logrado en diez años reducir el consumo de elementos como el sodio, pero que, en promedio, el consumo diario sigue siendo muy alto y que políticas de Estado como las propuestas por el proyecto ayudarían a cambiar hábitos de consumo.

En una semana se realizará una nueva reunión informativa con presencia de representantes de la sociedad civil.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
UA-100749636-1 UA-140329542-1