Contrariamente a lo decidido el pasado martes en la sesión plenaria de Comisiones –  Agricultura, Ganadería y Pesca, Justicia y Asuntos Penales y Presupuesto y Hacienda- , algunos senadores, después de levantada dicha comisión, dieron su firma para dictaminar el proyecto sobre control de alimentos evado por el Poder Ejecutivo nacional.
Esto significa que el proyecto sobre control de alimentos está listo para ser tratado en el recinto y obtener media sanción del Senado antes de pasar a la Cámara de Diputados.
Más allá de algunas modificaciones formales realizadas, el proyecto sigue sin establecer reglas claras, generando muchas dudas.
El art 2* no menciona cuales son las normas declaradas de orden público: ¿toda norma que dicte en adelante el Presidente de Senasa lo será también?
¿Cuál es el motivo para crear un nuevo sistema con nuevas asociaciones? ¿como se puede pensar en trasladar el sistema del control de la fiebre aftosa, en rodeos vacunos, a la agricultura de siembra y a los productos regionales? ¿cuál es el costo del sistema propuesto?, ¿sobre quién recaerá el mismo?

No están explicitadas las infracciones que se sancionan, pero sí las penalidades:¿bajo qué criterios se establecerían las sanciones?,
¿Se compromete el mantenimiento del estatus sanitario de Argentina con una ley que genera tantas dudas? ¿porqué cambiar la legislación actual de las fundaciones, controladas por Senasa por ley, y que realizan un eficiente y reconocido – mundialmente – control sanitario?
Sin embargo, la mayor incógnita radica en la rapidez con la que se está tratando este proyecto- proveniente del Poder Ejecutivo -a pesar de la expresa solicitud de senadores de la oposición de seguir trabajándolo antes de pasarlo a recinto.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
UA-100749636-1