Hasta el 30 de noviembre hay plazo para que sea considerado dentro del periodo de sesiones ordinarias, pero el 10 de diciembre, con el recambio legislativo, pierde estado parlamentario. La convocatoria a prórroga de sesiones ordinarias hasta el 9 de diciembre, podría ser la última opción de la Ley de Semillas.

Hoy los diputados tuvieron Sesión Especial, quizás la última hasta el recambio de los nuevos legisladores -el 30 de noviembre caduca el periodo ordinario-, para avanzar con la ley de alquileres y la ley de góndolas.

Lamentablemente el proyecto de ley de semillas, con dictamen y orden del día que lo habilitaba para ser considerado en sesión, no fue incluido, y la iniciativa tiene echada su suerte.

El dictamen “cae”, es decir, pierde estado parlamentario el 10 de diciembre, cuando asume el nuevo cuerpo de diputados y senadores. Sin embargo, podría contar con tres semanas más de ventaja para que se trate, en caso de que el Congreso solicite la prórroga de sesiones ordinarias del 1 al 9 de diciembre.

En este caso, el oficialismo (Cambiemos) debería impulsar el tema y alcanzar el consenso en la reunión de Labor parlamentaria, donde los Jefes de Bloque definen la agenda de la sesión, ya que no cuentan con el quórum propio.

Luego del 10 de diciembre, más allá de la prórroga de sesiones ordinarias o extraordinarias, el proyecto pierde estado parlamentario, y difícilmente se avecine la intención del peronismo de incluir el tema en la agenda parlamentaria de los primeros días de gestión.

 

Otra oportunidad perdida

En el 2012, el gobierno nacional anunció por primera vez su intención de modificar la Ley de 1973. Para eso, la Secretaría de Agricultura mantuvo reuniones con diferentes actores del mercado de semillas. Surgió un anteproyecto, pero nunca aterrizó en el Congreso.

En el 2016, de la mano del propio Poder Ejecutivo, arribó el primer proyecto de semillas al Congreso. En ese entonces, el diputado Gilberto Alegre (Frente Renovador-Buenos Aires), presidente de la Comisión de Agricultura, organizó dos reuniones informativas, donde distintos actores expusieron su posición. Sin embrago, nunca se llegó a dictaminar y el proyecto perdió estado parlamentario.

Finalmente, en 2018, el diputado Atilio Benedetti (UCR-Entre Ríos) tomó la demanda del sector y organizó cuatro jornadas, con más de cien expositores que se proclamaron a favor y en contra de la reforma de la Ley de 1973. Al cabo de unos meses y luego de la ronda de debate, surgió un anteproyecto de ley, que finalmente se dictaminó con el apoyo de Cambiemos, hacia fines de 2018.

Varias fueron las chances de que se trate en sesión y obtenga la media sanción, pero la campaña electoral y la falta de votos de los posibles aliados, complicaron la situación. Finalmente esta será la última oportunidad de que efectivamente se trate; sino, habrá que comenzar nuevamente el debate.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
UA-100749636-1 UA-140329542-1