CONGRESO: LA LEY BASES Y EL PAQUETE FISCAL OBTUVO MEDIA SANCIÓN.

Luego de una sesión maratónica de más de 25 horas, Diputados aprobó la iniciativa oficialista.
El oficialismo y sus aliados lograron aprobar los capítulos sobre privatizaciones, facultades delegadas -para reorganizar y eventualmente disolver organismos públicos- y una reforma laboral destinada a flexibilizar las condiciones de contratación en las empresas.
Sin embargo, la oposición incluyó modificaciones como la reforma al régimen de impuestos internos de la industria tabacalera que el mismo oficialismo había retirado.

PRÓXIMOS PASOS
La próxima semana iniciarán su tratamiento en comisión en Senado y el oficialismo aún no tiene garantizada la aprobación de la ley: necesita un amplio apoyo opositor ya que cuenta con una minoría de legisladores. Sólo tiene asegurado el acompañamiento de los libertarios -LLA- y del PRO.
Una vez más, la llave la tienen las provincias y el gobierno está en plena negociación porque la mitad de los mandatarios provinciales apoya las reformas impositivas con la restitución de Ganancias; mientras que, la otra mitad de las provincias, principalmente las de la Patagonia, rechaza este paquete.
El impacto de la reversión del impuesto a las ganancias es significativo en las provincias del sur, donde el costo de vida y principalmente los sueldos, son más elevados. Además, se realizan pagos por trabajar en zonas desfavorables y otros beneficios.
Sumado a esto, tampoco hay consenso respecto al aumento del impuesto a los cigarrillos del 70% al 73% y la decisión tomada en Diputados, de incluir a la Tabacalera Sarandí entre los sujetos alcanzados por el gravamen.
Las negociaciones que se llevan adelante con los senadores y los gobernadores le servirán de sustento a la Casa Rosada para preparar el terreno para el Pacto de Mayo que Milei quiere sellar el 25 de mayo en Córdoba.
Nuevamente, la clave es la negociación y los acuerdos, propios del Congreso cómo la casa de los consensos.

Temas de la nota

Notas Relacionadas

Compartir nota