Con la convocatoria a sesiones extraordinarias, el Congreso activó su agenda. En Senado, se conformaron diferentes comisiones y se dictaminó el proyecto que regula la competencia de marcas en las góndolas de los supermercados, aunque será tratado en sesiones ordinarias. Por otro lado, Diputados se prepara para analizar la modificación de la Ley de Economía del Conocimiento, presentada por el gobierno recientemente.

La Cámara Alta fue el eje de la actividad de la última semana. Por un lado, en el marco de la comisión de Acuerdos, que preside la camporista Anabel Fernández Sagasti (Mendoza), se avalaron los doce embajadores propuestos por el gobierno. Cabe mencionar que, el próximo jueves, el Senado sesionará para votar dichos pliegos.

Asimismo, se conformó la comisión de Asuntos Constitucionales, que estará a cargo de María de los Ángeles Sacnun (Frente de Todos-Santa Fe). Uno de los proyectos que tendrá a su cargo será el de capitales alternas, que prevé federalizar las reuniones de gabinete.

Por último, también se conformó la comisión de Legislación General, que quedó a cargo de la correntina Ana Almirón (Frente de Todos). La reciente titular de la Comisión, en un trámite exprés, logró el dictamen de la Ley de góndolas, que ya tiene media sanción de Diputados.

A pesar de que en Diputados el proyecto fue ampliamente avalado por la oposición -recibió 182 votos afirmativos, ningún voto negativo y 17 abstenciones-, desde Juntos por el Cambio, no acompañaron la firma del texto y se quejaron por el apuro en el tratamiento. “Es muy difícil discutir los temas cuando la única regla es el número”, se quejó Pamela Verasay (UCR-Mendoza).

La senadora también cuestionó el cambio en el giro a comisiones -originalmente eran tres, pero el oficialismo pidió reducirlo a una comisión- y solicitó que se convoque a los representantes de supermercados, productores y pymes, pero Almirón aclaró que la decisión del oficialismo era avanzar con el dictamen.

El jefe del bloque del Frente de Todos, José Mayans (Formosa), confirmó que el debate de la ley de góndolas en el recinto se posponía para el período ordinario, a pesar de que Alberto Fernández lo había incluido en el temario de sesiones extraordinarias.

La iniciativa propone que una misma marca no podrá acaparar más del 30% de la góndola y que la partición del espacio  “deberá involucrar a no menos de cinco proveedores o grupos empresarios”. También deberá garantizarse un 25% del espacio disponible para la exhibición de productos elaborados por Micros y Pequeñas empresas nacionales in y un 5% adicional para productos de la agricultura familiar, campesina o indígena y los sectores de la economía popular. Los límites también alcanzan a productos importados.

 

Modificación a la Ley de Economía del Conocimiento

Esta tarde ingresó a Diputados la modificación a la Ley 27.506 de Economía del Conocimiento, que el presidente Alberto Fernández anunció dentro del temario de sesiones extraordinarias, luego de suspender su aplicación. El proyecto flexibiliza las condiciones para las pymes y establecen un tope de empleados para el beneficio de reducción de las cargas patronales.

El texto de la norma, para incentivar la actividad de empresas que apliquen el uso del conocimiento y la digitalización de la información, señala que las modificaciones introducidas acompañan “los propósitos de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva”, argumentó el Ejecutivo”.

Los principales cambios son:

  • Se elimina la cláusula de estabilidad fiscal por diez años para las empresas; por el contrario, se establece una estabilidad de los beneficios por el período de duración de vigencia del régimen.
  • Modifica la forma de calcular el beneficio proveniente de la reducción de la alícuota del Impuesto a las Ganancias, estableciendo un porcentaje de la alícuota vigente y no una reducción de la alícuota misma.
  • Limita el ingreso al régimen a aquellas empresas que prestan “servicios profesionales”, las cuales deberán cumplir con la exigencia del 70% de exportaciones, y no podrán ser empresas sin facturación.
  • Las empresas beneficiarias podrán convertir en un bono de crédito fiscal transferible, por una única vez, el 70% de las contribuciones patronales que hayan efectivamente pagado al sistema de seguridad social.
  • Se fijan requisitos de ingreso, evaluación y permanencia en el régimen más exigentes, diferenciados según el tamaño de cada empresa y el grado de madurez de cada sector productivo.

Las empresas vinculadas a la Economía del Conocimiento, que significan el 9% de las exportaciones argentinas, mostraron preocupación cuando el gobierno publicó la norma que retaceaba los beneficios. Desde el sector, sorprendió que no se prorrogaran las medidas que se extendieron durante años, y que era una Ley avalada desde todos los arcos políticos.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
UA-100749636-1 UA-140329542-1