gapu

“Unidad de propuestas, no de marketing”

Este fue el mensaje que nos dejó el encuentro del Grupo de Acción Política para la Unidad (G.A.P.U.) con los ex Secretarios de Agricultura ayer en la Sociedad Rural Argentina, en el predio ferial de Palermo, ciudad de Bs. As.

22/7/14- Integrantes del GAPU realizaron ayer una charla-debate con los ex Secretarios de Agricultura, Marcelo Regúnaga y Jesús Leguiza, en el marco de la 128° Edición de la Exposición de la Sociedad Rural. En este encuentro se repasaron las 30 Propuestas para el Agro elaboradas y los objetivos de realizar esta tarea conjunta.

El GAPU AGRO es un grupo formado con el objetivo de desarrollar un plan de desarrollo agroindustrial a largo plazo para la Argentina. Ya presentó avances de este plan en diciembre de 2012 y 2013, con el apoyo de destacadas instituciones del agro. El grupo esta integrado por José Anchorena (director de Políticas Publicas de la Fundación Pensar-PRO); Hugo Rossi (asesor diputados UCR en políticas agropecuarias); Andrés Domínguez ( asesor de Fundación Pensar, ex coordinador de Políticas Agroindustriales Coalición Cívica); Leonardo J. Sarquis (director de la consultora Confiagro y ex asesor de diputados bonaerenses de Unión Celeste y Blanca); Guillermo Bernaudo (coordinador Equipos Agroindustriales de Unión por Todos) y Mercedes Colombres ( ex asesora comunicacional de diputados UCR). En cuanto a los ex funcionarios, Marcelo Regúnaga fue secretario de Agricultura entre 1991 y 1993 y en 2001, y subsecretario de Economía Agraria entre 1989 y 1990. Actualmente es coordinador de la Unidad de Agronegocios e Industria Alimenticia del Centro de Educación Empresaria de la Universidad de San Andrés. Jesús Leguiza, en tanto, fue secretario de Agricultura en 2001 y es experto en economía agropecuaria y economías regionales. Juntos forman parte de un grupo de ex secretarios de Agricultura que realizaron un plan de políticas para el agro que está sintonía con las 30 Propuestas para el Desarrollo del GAPU AGRO.

Los panelistas intercambiaron sobre el tema : “El proceso de elaboración de Políticas de Estado para la Agroindustria en un contexto de unidad”

El objetivo de la charla va en consonancia con lo que viene trabajando el grupo : hacer algo unidos, limando puntos profesionalmente desde una labor técnica-política, incluyendo a todos los actores implicados en lo que es la agenda agroindustrial para ofrecer al que gobierne, un trabajo ya elaborado. A pesar de que haya aún temas a profundizar o a incorporar, se destacó que todas las propuestas presentadas son las que cuentan con el consenso de los miembros.

Tanto el GAPU como los ex funcionarios son autores (estos últimos junto con otros ex secretarios de Agricultura, Lucio Reca y Rafael Delpech) de trabajos en los que propician políticas de Estado de largo alcance.

“Las retenciones son un mal impuesto que desincentiva la producción, y en el horizonte vamos a una eliminación. Lo que estamos discutiendo es cómo se puede lograr eso”, dijo Andrés Domínguez, coordinador del área de agroindustria de la Fundación Pensar e integrante del GAPU. En tanto, Leguiza enfatizó que hace ocho años que deberían haberse eliminado las retenciones. “Se justificaban en 2002 por la crisis que vivía el país”, dijo.

En tanto, Regúnaga recordó que en el documento que elaboró con los ex secretarios plantearon que había que eliminar gradualmente los derechos de exportación. “Lo importante en esto es que haya consenso de que las retenciones son un mal impuesto”, concluyó.

Al final de la exposición se abrió una ronda de preguntas que permitió profundizar sobre algunas posturas. La propuesta que generó más preguntas y debate fue la N° 2 (“Reducción paulatina de derechos de exportación sobre soja y subproductos del complejo sojero a un ritmo de 5% anual tendiendo a eliminación en mediano plazo”). Los miembros del GAPU repasaron argumentos fiscales y los impactos que podía tener sobre la cadena una eliminación sin escalas al 0%. Sin embargo, lo más resaltado fue el hecho que los derechos de exportación sólo pueden modificarse vía Congreso, lo que hace aún más necesario un consenso mínimo.

Hasta ahora la propuesta del GAPU es la única que hay. Por otro lado, hay que rescatar que más allá de las consideraciones fiscales, hay un acuerdo sobre el carácter distorsivo de las llamadas “retenciones”.

Al interior de Barbechando estamos trabajando en el “Proyecto Comparativo de Propuestas Partidarias” y tomando como eje estos puntos de concenso elaborados por el GAPU. La idea de esta iniciativa es poder reunir información de las propuestas referidas a la agroindustria que tengan los distintos partidos para seguir provocando el diálogo y los puntos de acuerdo.

 

UA-100749636-1