BIOCOMBUSTIBLES: EL SENADO APROBÓ EL NUEVO MARCO REGULATORIO

Escrito por campo

16 Jul, 2021

El oficialismo logró los votos y convirtió en ley un nuevo régimen de promoción de los biocombustibles, que dispone un corte del 5% del biodiésel en el gasoil y del 12% del bioetanol en la nafta, pero reduce el corte para maíz. Además, el Senado aprobó los proyectos de ley de «Seguro Verde» y el marco regulatorio para el cannabis medicinal y el cáñamo industrial, ambos girados a Diputados. 

Biocombustibles 

El Senado aprobó esta noche, y transformó en ley, luego de un extenso debate de más de cinco horas, el nuevo marco de la producción de biocombustibles que reemplaza al que funciona desde hace quince años y que establece un corte del 5% del biodiésel en el gasoil y del 12% del bioetanol en la nafta. Los senadores oficialistas fundamentaron la sanción en la necesidad de evitar un traslado al surtidor del aumento del precio internacional de los granos. 

La iniciativa fue aprobada por 43 votos a favor y 19 en contra, recibiendo el apoyo del oficialismo y los aliados Magdalena Solari Quintana y Alberto Weretilneck. 

El grueso de los senadores de Juntos por el Cambio y el interbloque Parlamentario Federal rechazaron la iniciativa, aunque los representantes de las provincias azucareras beneficiadas con la medida, como los radicales Silvia Elías de Pérez (Tucumán); Mario Fiad y Silvia Giacoppo, ambos de Jujuy, votaron a favor de la propuesta. 

La nueva ley establece que, en el caso del combustible elaborado a base de caña de azúcar, los volúmenes deberán ser del 6% de la mezcla mínima obligatoria, mismo porcentaje para el bioetanol a base de maíz, pero con la posibilidad de reducirse a un 3%. Los principales cuestionamientos provinieron, por otro lado, de los senadores de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, distritos que son productores de granos. 

El presidente de la Comisión de Energía, el sanjuanino José Uñac (FdT), dijo que la iniciativa “termina con la incertidumbre y las especulaciones y abastece al mercado interno y externo”. “El proyecto impulsa el crecimiento social, diversifica la matriz energética y continúa con la industrialización”, indicó.

Dentro del oficialismo de provincias productores, por otro lado, hubo duras críticas al gobierno, reclamando al secretario de energía Darío Martínez cumplir con su promesa de modificar algunos artículos en la reglamentación, desde la propia bancada oficialista. Este fue el caso del santafesino Roberto Mirabella (FdT) y el cordobés Carlos Caserio (FdT), quienes ya habían hecho sentir su crítica previamente, con un fuerte repudio a la decisión del Gobierno de cajonear la prórroga de la promoción actual a los biocombustibles aprobada por el Senado en octubre. 

Mirabella no firmó el dictamen de comisión y este jueves aceptó aprobar la ley al saber que Martínez se había comprometido a retocar el artículo 8, que contempla la posibilidad de bajar los cortes a 3% si considera que los precios internacionales están muy altos, sin otra fórmula que su decisión política: «No es la mejor ley, pero es la posible. Apuesto a la palabra del secretario de energía y en la reglamentación que podamos hacer», comentó el senador. 

Caserio, por su parte, aseguró que Martínez ya le garantizó que ese 3% se borrará y aclaró que «si en algún momento el commodity se extiende en el precio tendremos el mismo valor. Por lo tanto, nunca vamos a bajar de ese 6%», alertando que su compromiso es con la actividad económica de Santa Fe. 

El pampeano Daniel Lovera (FdT), también desde la bancada oficialista, cuestionó el recorte. «Las energías renovables han sido siempre un actor clave en el desarrollo económico de nuestro país, además, en las últimas décadas han cobrado un rol más protagónico», y estimó que esta normativa traerá «una merma de la capacidad productiva».

La santafesina María de los Ángeles Sacnun (Fdt), enfatizó que “este proyecto va hacia un modelo de desarrollo integrado” y que no estaba de acuerdo “con el lobby petrolero ni con el cerealero”. 

Por el contrario, Alejandra Vucasovich (Interbloque Parlamentario Federal), la senadora reemplazante de Carlos Reutemann, que estaba estrenando su banca, cuestionó la postura de su comprovinciana y la acusó de “no tener la camiseta de Santa Fe puesta”. “Nos han cortado los brazos. Parece que algunas provincias somos de segunda, con ciudadanos de cuarta”, sentenció.

Por el lado de la UCR, la mendocina Pamela Verasay, calificó al proyecto como “otro salvavidas para YPF” y que “lo que no se dice es que el negocio del peronismo que con una mano privatizó y con la otra estatizó, le costó a la Argentina 25 mil millones de dólares”. “Esta ley lo único que busca es lavarle la cara al balance de una YPF totalmente quebrada por mérito del kirchnerismo”, sentenció.

“Ojalá que se sienta la desesperación cuando gente que produce, que trabaja, que apuesta al futuro, que crea empresas y fuentes de trabajo, ve que el Congreso sanciona una ley que las líquida, que les pone un cerrojo, que casi les pone bandera de remate”, expresó la macrista cordobesa Laura Rodríguez Machado.

Seguro Verde

El Senado aprobó por 51 votos a favor, 1 negativo y 10 abstenciones el proyecto de ley de «Seguro Verde» que destina un 0,5% de las pólizas de los automóviles a proyectos de forestación, iniciativa que ya fue girada a Diputados.

El fondo para las inversiones en proyectos de forestación «se integrará con el aporte obligatorio que deberán realizar los asegurados del seguro del ramo automotor en una proporción de 0,5% de la prima que será liquidada trimestralmente sobre los seguros directos, deducidas las anulaciones», señala la norma propuesta en su artículo 2. De los aportes recibidos por las pólizas, el 10% serán destinados a la Dirección Nacional de Desarrollo Forestal Industrial.

El autor del proyecto, el senador misionero Maurice Closs (FdT), explicó que la iniciativa «busca financiar una política de Estado de un plan forestal», y recordó que «el problema siempre fue que estos programas se quedaron sin recursos y ahora se establecerá su financiamiento por ley y se deberá cumplir».

Cáñamo Industrial

El Senado también dio media sanción al marco regulatorio para el cannabis medicinal y el cáñamo industrial. La iniciativa, que obtuvo 56 votos a favor y cinco en contra y una abstención, fue girada a la Cámara de Diputados para su revisión.

El proyecto de ley establece un marco regulatorio de la cadena de producción, industrialización y comercialización de la planta de cannabis, sus semillas y sus productos derivados para uso industrial y medicinal, incluyendo la investigación científica con vistas a satisfacer el mercado local y generar exportaciones. La iniciativa promete convertir al cannabis en otro commodity de los que exporta la Argentina, tal como ocurre con los granos o la carne.

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Abrir chat