ARRANCA LA ERA MILEI: JURA EN EL CONGRESO Y DISCURSO DE LA HERENCIA RECIBIDA

Javier Milei asumió como Presidente de la Nación y tomó juramento en el Congreso. Luego se dirigió a las escalinatas, donde dio su primer discurso presidencial, con una impronta sin antecedentes, dirigiéndose al pueblo, en lugar de hacerlo a la Asamblea Legislativa. Fue un discurso de diagnóstico, sin referencias específicas al agro, pero sí con señales del futuro macroeconómico del país. A partir de mañana se espera el paquete legislativo.

En una ceremonia muy solemne, el nuevo presidente de la Nación juró y recibió los atributos presidenciales en el Congreso Nacional, de parte de Alberto Fernández ante los diputados y senadores.
La gran novedad fue el escenario para el discurso: la explanada del Congreso, con un atril hacia el pueblo -había varios militantes y personas con la bandera argentina-, acompañado de referentes internacionales y representantes de la Corte Suprema de Justicia.
“Hoy comienza una nueva era en Argentina”, aseguró al inicio de su discurso.
Haciendo un recorrido histórico y paralelismo con diferentes épocas de la Argentina ya vividas, comenzó la radiografía de la situación del país.
“Ningún gobierno recibió una herencia peor que la que estamos recibiendo nosotros”, dijo y apuntó contra el “kirchnerismo” que dejó déficit fiscal y externo de alrededor del 17% del PBI y anunció el ajuste fiscal de 15 puntos del PBI, sobre el sector público, y no sobre el privado.
También se refirió a la inflación e inseguridad, dos de los principales problemas de la Argentina, y brindó un diagnóstico de la pobreza, educación y salud
“La situación de la Argentina es crítica y de emergencia. No tenemos alternativa y tiempo”, dijo, alegando, además, que, en el corto plazo, la situación empeorará.
“Será difícil pero lo vamos a lograr. Viva la libertad carajo. Pónganse de pie que vamos a salir”, concluyó.

¿Qué se viene?
A partir de mañana se espera el decreto convocando a sesiones extraordinarias, durante todo el verano legislativo, decreto que también detallará las leyes a tratarse.
Las negociaciones serán la clave del periodo que se viene: un Congreso fragmentado, en minoría, con alianzas partidarias cambiantes, donde el desafío, principalmente, para Martín Menen, presidente de Diputados, y Guillermo Francos, Ministro del Interior, serán las negociaciones ley a ley.
El reparto de las presidencias de las comisiones es la negociación más próxima, ya que empezarán a conformarse todas aquellas que tengan competencia en los proyectos en agenda.
Sin embargo, primero deberá saldarse una discusión reglamentaria respecto de la repartición de las comisiones, en base a la proporcionalidad de los bloques, tarea que fue delegada al Presidente del cuerpo, Martín Menem.

Temas de la nota

Notas Relacionadas

Compartir nota