En la sesión especial, tomaron juramento los 23 senadores electos, entre ellos, cinco vinculados al sector agropecuario, que asumirán su cargo el 10 de diciembre. La senadora oficialista por la Provincia de Buenos Aires, Galdys Gonzalez, no estaba presente por un viaje en el exterior.

Gabriela Michetti, Presidente del Senado, estuvo a cargo de los juramentos. Comenzó por el senador oficialista de la provincia de Buenos Aires: Esteban Bullrich (PRO), acompañado por su familia, entre ellos su padre, productor agropecuario, quien seguramente lo ayudó a estar vinculado al campo, que le permitió presentar las 13 propuestas para el sector de la Mesa Agro de Fundación Pensar.

A continuación, Cristina Fernandez de Kichner también juró, pero a diferencia de los otros 22 senadores, ella lo hizo sola, ante la vicepresidente, con  un simple “si juro”, pero de inmediato, en los palcos donde habían varios diputados de su círculo íntimo como Hector Recalde, Axel Kiciloff y Fernanda Vallejos, estallaron los aplausos.

Por la provincia de San Juan, renovó su banca por seis años más, Roberto Basualdo (Producción y Trabajo), empresario agropecuario y actual presidente de la Comisión de Economías Regionales. También continuará con su mandato hasta 2023, la jujeña Silvia Giacoppo (UCR), productora tabacalera.

El ex Ministro de Defensa, Julio Martinez (UCR-La Rioja) volverá a la actividad legislativa, luego de haber sido diputado en dos períodos. Acompañado por su familia y también vivado desde los palcos, el ingeniero agrónomo y especialista en producción de olivos será el primer senador por la mayoría. Asimismo, el ex gobernador de Misiones, Maurice Closs y conocedor de los pequeños productores, desembarcó en el Senado.

La semana próxima comenzará el debate por las comisiones. Esteban Bullrich adelantó que el interbloque de Cambiemos se reunirá para definir los posibles presidentes de las comisiones del oficialismo y sus integrantes. Esta será el primer paso; luego se viene la negociación entre las distintas fuerzas.

Pero además, en diez días, los partidos deberán definir sus presidentes de bloque. E l oficialismo ya lo hizo días atrás pero la gran incógnita será el Peronismo, que corre el riesgo de dividirse en dos, o quizás, en tres bloques: uno a cargo de Miguel Ángel Pichetto (Río Negro), cercano a los gobernadores y compuesto por más de una veintena de senadores; otro a cargo de Cristina Fernández de Kichner con diez legisladores más. Pero existe la posibilidad de que los senadores que no tengan definición para alguno de los dos espacios anteriores, terminen creando un tercer frente.

UA-100749636-1