Varios diputados plantearon una cuestión de privilegio para eliminar el impuesto al vino que propone la reforma impositiva del gobierno. La moción no fue aprobada, pero el oficialismo se mostró expectante por la reunión entre los gobernadores de las provincias viñateras y funcionarios del gobierno.

La solicitud de tratamiento sobre tablas llegó por parte de los diputados opositores de las provincias vitivinícolas. Así, Guillermo Carmona (FPV-PJ-Mendoza) propuso modificar la ley de impuestos internos a fin de excluir a los vinos tranquilos y a los espumantes, ya que con el gravamen que propone el Poder Ejecutivo, dentro de la reforma impositiva “pone en riesgo a más de 15.000 productores vitivinícolas de la Argentina y a más de 100.000 trabajadores que están vinculados con esta actividad”.

Pero el mendocino también arremetió contra el ministro Dujovne, quien fundamentó la aplicación de este impuesto por su carácter de no saludable y consideró “que nos ofende no solo a quienes somos oriundos de provincias vitivinícolas, sino a todos los argentinos, y que perjudica a la puesta en valor de esta bebida nacional”. Por último se mostró sorprendido por no promover la suba de un impuesto para las bebidas con azúcar que contienen jarabe de maíz, “cuando estas sí han sido señaladas como bebidas insalubres”.

Incluso el propio José Luis Gioja adhirió a la propuesta de Carmona, resaltó las bondades de esta bebida nacional y alegó que “si este impuesto se agrega, va a subir el precio del vino en la góndola. Entonces, en vez de tomar un vaso de vino, que hace bien a la salud, vamos a reemplazarlo por cualquier bebida que tenga un poco de azúcar o de fructuosa de maíz, que está definida como no saludable por el Código Alimentario Argentino”.

Para traer un poco de calma, por el oficialismo, Luis Borsani (UCR-Mendoza) adelantó: “acompañamos la idea de que no haya aumento en el impuesto interno al vino”, pero consideró que no hace falta ninguna reforma porque la ley de impuestos internos grava al vino con tasa cero y propuso que ello se modifique en la alícuota que ingrese con la reforma tributaria.

Finalmente no hubo moción para aceptar la modificación. Pero Borsani aseguró que la situación se resolverá en la reunión entre gobernadores y entidades representantes de las provincias vitivinícolas, con los ministros Cabrera y Dujovne.

UA-100749636-1