El conflicto de las peras y manzanas ocupó buena parte de la agenda legislativa de 2016. Finalmente la semana pasada, luego de varias negociaciones, Lucila Crexell, una senadora de partido provincial logró que los referentes de oficialismo y oposición, es decir, Federico Pinedo y Miguel Picheto sean cofirmantes del proyecto para declara la emergencia del sector, que, para sorpresa de varios, en un día, se convirtió en Ley.
Pero ese mismo día, Marcos Peña brindó su informe ante los senadores y  aseguró que el sector “sufre una problemática estructural de fondo que se debate en una mesa sectorial junto con el gobernador de la provincia”.
UA-100749636-1